Soriano o el poder de la narrativa

Alfonso Soriano

Este viernes 13 no fue un día de mala suerte para Alfonso Soriano y tampoco para los Cachorros. El dominicano bateó de 4-4, con dos dobles y dos cuadrangulares, empujó 5 carreras y guió a su equipo a la victoria 8-1 ante los Diamondbacks de Arizona.

Un gran día para Soriano en medio de lo que ha sido una muy buena temporada para él: 17 jonrones y 53 empujadas, líder del club en ambos departamentos y empatado en el sexto y décimo lugar respectivamente entre los líderes de la Liga Nacional. Sin embargo, nada de lo que haga Soriano se lee desde otro punto de vista que su contrato y la eterna posibilidad de que los Cubs se deshagan de él.

En el influyente sitio de fanáticos de los Cubs, Bleacher Nation, el comentario a la línea dejada por Soriano en el juego del viernes fue “¿Por qué nadie quiere a este tipo?”, mientras que el afamado periodista de CBS, Jon Heyman, escribió en su blog que lo hecho por Soriano debería estar despertando el interés de otros equipos pero no lo está.

No importa la temporada que tenga Soriano, la buena influencia que sea en el dogout, o lo que ayude a los Cubs en las buenas y en las malas, sus números serán leídos sobre la base de si son lo suficientemente buenos como para que algún club se interese en llevarse o no al jugador.

Los Cubs están dispuestos a absorber la mayor parte de los alrededor de 50 millones de dólares que Soriano ganará de aquí a 2014, pero aún así hay pocos interesados, con todo y los 17 jonrones que el jugador lleva en la temporada. Por ahí hay muchos equipos haciéndolo peor tanto en el bateador designado como en el jardín izquierdo, las posiciones que podría ocupar el dominicano. Heyman menciona uno: los Rays de Tampa, que han tenido una contribución casi nula de Hideki Matsui.

Todo está indicando que no será este año que los Cubs podrán sacar a Soriano de su lineup. El año que viene, quizás sea más difícil, pero también más difícil mantenerlo en él, porque jóvenes jardineros de la organización están tocando la puerta del equipo grande, en especial Brett Jackson, que sólo por la alta tasa de ponches que le están propinando ha bajado la ansiedad de los fanáticos del equipo por verlo ya mismo vestido de Cubbie.

Mientras, Soriano seguirá poniendo buenos números, o quizás no, pero nadie está en condición de disfrutar de su desempeño, atrapados todos como estamos en descifrar si este jonrón es el que por fn le permitirá a los Cachorros encontrar un equipo que se haga de los servicios del jugador a cambio de un poquito de dinero y un prospecto medianamente prometedor.



Artículos similares:

Comentarios:

  1. Nestor dice:

    Si los Cubs van a asumir la mayor parte del sueldo y ademas el jugador esta produciendo, no le veo mucho sentido a un cambio. Independientemente del aporte de jovenes que pueda traer al equipo dicho cambio.

    Te queria preguntar por Dempster. He leido mucho sobre un cambio, pero el “Dream Office” (como tu los llamas) han manifestado su voluntad de cambiarlo?

    Me parece que el amigo Theo se esta burlando de todo el mundo mientras se limita (como buen GM) a ver ofertas y propuestas. No le veo mucha intencion de cambiarlo.

    Por otro lado, creo que no seria popular en Wrigley Field dicho cambio.

    Saludos Luis.-

  2. Luis Alejandro Ordóñez dice:

    Néstor, tienes razón en parte, en estos momentos parece ilógico querer cambiar a Soriano, pero el año que viene o el próximo puede que sea muy tarde para cambiarlo. Nunca se sabe de qué tamaño es la ventana de oportunidad cuando tienes un jugador productivo pero de 34 años con problemas en las rodillas, y con el sueldo que gana esa ventana es aun más pequeña.

    Con respecto a Dempster, lo más seguro es que sea cambiado. Hay demasiados equipos interesados. Dempster está lanzando mejor que nunca y tiene demasiado buena fama como persona positiva en el dogout como para que no termine en un equipo en la pelea por la postemporada. El año que viene, quizás los Cubs intenten volverlo a firmar como agente libre. El escenario perfecto es ese: obtienes dos prospectos por él y de todos modos lanza para ti hasta el final de su carrera.

    La estrategia del duo Epstein-Moyer en estos momentos parece ser escuchar las mejores ofertas. Dicen que están tratando de concluir el cambio por Dempster antes de tomar en serio alguna oferta por Garza, por aquello de no competir consigo mismos. Además, Dempster tiene derecho a veto, por lo que la negociación estaría tomando mucho en cuenta los deseos del jugador.

    La gente en Chicago adora a Dempster, pero como dice el cursilón aforismo: lo aman tanto que lo dejarían ir a un equipo que tenga opciones de darle algún triunfo. Y en el fondo, todo el mundo cree que Dempster, de una u otra manera terminará su carrera con los Cubs. Bueno, lo mismo pensaban de Maddux.

¿Qué dice el umpire?

*